31 agosto, 2018

¿Debe o no entregar factura electrónica un condominio?

Derivado de varias confusiones en las que incluso la Dirección General de Tributación desconoce elementos clave del funcionamiento y naturaleza legal de los condominios como confundir el condominio con su representante (la administración) o creer que puede haber filiales que formen parte del área común, no hay hasta el momento un marco claro sobre la obligatoriedad de uso de la factura electrónica en condominios.

Causas de la confusión
La confusión surge de que en la resolución DGT-R-48-2016, se define factura electrónica como: “Comprobante electrónico que respalda la venta de bienes y la prestación de servicios” Claramente habla de venta de bienes y prestación de servicios.
Sin embargo, en la resolución DGT-R-012-2018, que cita el artículo 2 de la Ley 9416, se establece que: “ Todos los obligados tributarios deberán contar con medios electrónicos para registrar sus transacciones y emitir comprobantes de estas, de conformidad con los requisitos y el desarrollo que se establezca reglamentariamente.  Estos medios electrónicos incluyen, entre otros, la factura electrónica como un instrumento idóneo y necesario para la emisión de comprobantes de sus transacciones de compra y venta, registros contables y otros medios requeridos para el control tributario…
Al decir todos los obligados sí incluiría al condominio. Inclusive en la resolución DGT-R-012-2018 hace algunas excepciones, entre las cuales no están los condominios, lo que podría hacernos pensar que sí están obligados.

Nuestra consulta hecha
A raíz de lo anterior mediante consulta hecha por el suscrito (aquí), se nos ha respondido que: “si la administración (nótese que no hay claridad en que la administración y el condominio son dos personas distintas) únicamente cobra cuotas de mantenimiento, por lo que no tiene la obligación legal de emitir por dicho concepto facturas timbradas, ni solicitar autorización de la Administración Tributaria, sino únicamente un comprobante fehaciente a satisfacción del condómino. Sin embargo, se le informa que es opcional para estos casos emitir comprobantes electrónicos.”
Y agrega que “Si el condominio realiza alguna actividad que se pueda considerar lucrativa como alquileres de parqueo, inversiones, etc., debe inscribirse como contribuyente del impuesto sobre la renta y de ventas si es del caso, con lo cual se encuentra en la obligación de la emisión de comprobantes electrónicos o factura electrónica.” Regresamos al concepto original que depende que haya una actividad lucrativa o no la obligación de emitir factura electrónica.
Esto es coincidente con lo que se ha sostenido: si no hay actividad lucrativa por parte del condominio, no debe entregar factura electrónica.

La consulta 799-2018
Esta consulta viene a romper con lo anterior. En la consulta evacuada DGT-799-2018, se indica que:
“La Sociedad administradora del Condominio debe emitir comprobantes electrónicos por los servicios brindados como administradora del Condominio [...] S.A.; así como por aquellas cuotas condominales de personas físicas, jurídicas o entes colectivos, propietarios de filiales destinadas a actividades comerciales, como en aquellos casos en que en el Condominio se destinen filiales para locales para el comercio, de cualquier índole. También deberán considerarse como servicios gravables aquellos espacios (llámese locales o filiales destinados a servicios, cuyo propietario genera ingresos por el uso del local, en el tanto dicha filial no forme parte de las áreas comunes de los condóminos.
Si uno solo de los propietarios de un Condominio realiza actividades lucrativas con su inmueble, aún y cuando sea un arrendamiento eventual, o por periodos cortos de tiempo, ese condómino debe inscribirse ante la Dirección General de Tributación y quien administra el Condominio está obligado a emitir comprobantes electrónicos para ese propietario en particular, por la cuota condominal y por el recibo de agua.
Ninguna persona física, jurídica o ente colectivo podrá respaldar sus movimientos contables, mediante otro comprobante que no sean los dispuestos en la resolución N° DGT-R-48-2018; aún y cuando la actividad lucrativa sea ocasional, por cuanto, todo ingreso que se realice como parte de actividades lucrativas habituales o eventuales está gravado con el impuesto sobre la renta, según lo dispone el numeral 1 y 11 de la Ley de cita.

¿Cuándo corresponde a cada condominio?
Luego de un ingreso gradual según el sector profesional al que pertenezca el obligado, entre enero y mayo 2018, se ha generalizado para todos los obligados según su cédula jurídica entre setiembre y noviembre 2018, con las tradicionales excepciones de trato diferenciado, aunque habla de contribuyentes y no de obligados.

Recomendación
La recomendación es proponer su uso al condominio y que le releven de responsabilidades si no se aprueba su uso. Como mínimo para las filiales en las que hay arrendamientos o actividades comerciales, preferiblemente de forma generalizada a todos.
Es importante recordar que la multa por incumplir este deber es de dos Salarios Base, que es el monto de C. 862,000 colones en este 2018.