20 septiembre, 2015

¿Es posible proveer de seguridad adecuada al condominio?

Uno de los principales factores que mencionan las personas que compran en condominio es la seguridad. A pesar de que hay robos y otros hechos violentos siguen siendo la opción preferida.
Construir una comunidad segura pasa por algunas prácticas útiles.

Reducir el juicio humano en el ingreso y salida: Cuidar el ingreso sin duda es esencial y sin embargo, repetidamente en una enorme cantidad de condominios se falla en el protocolo de ingreso. Visitas sin anunciar, o que ingresan a pesar de prohibiciones y listas de residentes desactualizadas son quejas presentes en casi todas las asambleas. Por supuesto que cuidar la salida es igualmente importante, para que los bienes hurtados o robados no salgan por la entrada principal sin que nadie lo sospeche. El trabajo conjunto de los condóminos y la administración con la seguridad para crear manuales se pierde, sin embargo, por la intervención del juicio personal de los oficiales, sea porque deciden no seguir el protocolo o porque desconocen qué hacer ante casos nuevos y prefieren decidir por sí mismos. Es mejor invertir en sistemas que reduzcan este juicio personal al mínimo y exijan controles difíciles de esquivar como códigos, reconocimientos faciales, y hasta aplicaciones de seguridad usando el teléfono celular de quien ingresa. Además poner a prueba los protocolos con personas o situaciones desconocidas para los oficiales es tan importante como que haya consecuencias por las faltas.

Deslindar y divulgar responsabilidades legales y contractuales: Existe la creencia de que la seguridad es responsable de los robos en condominio, y no es así. Hay un primer responsable de ese robo: el delincuente que cometió el delito. Por eso debe haber una denuncia y una investigación. Claro que hay pólizas, pero éstas cubren riesgos en lo que haya habido negligencia de laos oficiales de seguridad o dolo directo. No son un fondo contra el que se gira en cualquier caso que se alegue o sufra un robo o hurto. Son más una protección para la empresa de seguridad misma ante sus empleados que para los condóminos. En el momento que se entiende esto, la reacción debería ser la de dejar los vehículos cerrados, las bicicletas amarradas o adentro, y colocar cámaras de vigilancia en su propia casa, entre otras medidas de protección personal. Es muy importante que la administración explique esto a los residentes y que se protejan Igualmente debe haber una adecuada supervisión y documentación de las faltas de la seguridad. La seguridad puede ser responsable por negligencia, pero la administración también y por la misma causa.

Construir comunidad: Hace algunos años vi en un barrio, a altas horas de la noche, dos hombres de ropas oscuras y algo sucias, cargando una televisión enorme envuelta parcialmente en una alfombra y entrando con ella a un lote baldío.  La delincuencia normalmente no es así de obvia. Nadie sospecha nada de quien parece ser vecino, pero no lo es. Y justamente parece ser vecino porque nadie sabe quiénes son sus vecinos. Hay que saber quiénes son sus vecinos, sus nombres y una idea general de sus rutinas básicas de vida. No es necesario invadir la privacidad para saber que usualmente mis vecinos del edificio de enfrente salen al trabajo temprano, que tienen una niña de escuela que pasa la buseta, que los de al lado salen a pie y que los de abajo nunca salen antes de la tarde.
El beneficio de crear esta comunidad segura es económicamente tangible en sus bienes, y quién sabe, tal vez hasta conozca gente que le aporte cosas maravillosas a su vida.