01 diciembre, 2011

Certificaciones para cobro judicial de cuotas comunes

Es muy usual encontrar errores en las certificaciones de cobro judicial: nombres de deudores que NO son el propietario registral (a veces ni su representante), nombres de condominios que no son el correcto o no es el completo, confusión en cédulas jurídicas de condominios, etc.

La información para identificar a las partes mínima es:
A) Condominio acreedor
Nombre registral del Condominio
Número de Matriz
Cédula Jurídica
(Esto se saca del informe registral de la Matriz)

B) Condómino deudor
Nombre registral del propietario
Número de finca con Provincia, número de Folio Real, la letra F, y los derechos (000)
Cédula jurídica del propietario
(Esto se saca del informe registral de la finca deudora)

C) Monto adeudado
Concepto: Cuotas de gastos comunes, intereses y multas si hubiere
Período: Del día X al día Y
Desglosar en los montos lo correspondiente a cuotas, intereses, multas, etc.

D) Adjuntar hoja de trabajo y los demás requisitos que todo contador sabe según circular 03-2005

E) Dirigida al despacho en el que se planteará el cobro

Llevar una filial a cobro judicial es una medida de último recurso, a la que debe llegarse una vez pasado por el cobro administrativo y su consiguiente suspensión de servicios comunes: si no paga no puede tener derecho de disfrutar los servicios comunes.

Nótese que no es una suspensión de sus derechos como condómino: es decir, por ejemplo, puede recibir visitas, solo que el guarda ni las anuncia ni les abre.

Una buena certificación de saldo adeudado es el primer paso para el cobro judicial y debe empezarse con el pie derecho o el juez va a tener dificultades para entender y la muy lenta Justicia va a quedarse detenida, confundida, hasta que entienda qué es lo que queremos que haga.