20 octubre, 2016

Experiencias en el Congreso Latinoamericano de Propiedad Horizontal

En medio de un calor tropical que me hizo imposible utilizar mi traje entero, comenzó el día 12 de octubre el Primer Congreso Latinoamericano de Propiedad Horizontal, en Barranquilla, Colombia, con la sostenibilidad como eje temático.

Uno de los primeros aspectos que llama la atención es la cantidad de personas participantes (más de 250), y el grado de interés que despierta el tema.  Esto demuestra un alto nivel de compromiso de las administraciones de condominios con su profesionalización, así como una muy buena gestión de motivación y convocatoria de la organización del evento.

El lugar elegido fue propicio para el evento, en especial por la disposición del espacio ya que no estaba limitado por la rigidez de las butacas usuales de los auditorios. Esto fue un acierto, pues se pudo observar a personas participantes conversando entre ellas y generando intercambio de conocimientos y como fortalecimiento de sus redes de contactos.

La propuesta académica fue muy rica, contando con aportes como datos e información sobre el impacto del cambio climático, casos de éxito en vivienda sostenible, la arquitectura bio-climática, la sostenibilidad financiera, la función social y ecológica de la propiedad horizontal y proyectos bajo el eje de la responsabilidad social corporativa como el Edificio Ejemplar de la empresa Estilo.

Los consumidores también tuvieron su participación en el análisis de las relaciones de consumo de productos y servicios inmobiliarios y Chile tuvo su representación aportando una visión latinoamericana de la administración de condominios.

De nuestra parte quisimos aportar a la sostenibilidad de otra dimensión de la gestión de la propiedad horizontal, como es la gobernanza (aquí presentación)

Queremos destacar además que se abordó la perspectiva de la estabilidad y salud emocional de las personas a cargo de la administración de condominios. Es una profesión sometida a altas exigencias, con condiciones de prestación del servicio que muchas veces no son las ideales y con el deber de alcanzar objetivos bajo restricciones muy importantes financieras. Además, la realidad política de la percepción de tener un “superior” en cada persona propietaria es compleja de manejar.

El Congreso cerró con un panel de lujo, con las personas más destacadas en el análisis y crecimiento de la propiedad horizontal en Colombia.

Nos alegró mucho ser testigos de la conformación del Colegio Mayor de Administradores de Propiedad Horizontal de Colombia, y la participación honoraria que nos extendieron nos honra enormemente.

En resumen, fue un evento de muy alta calidad, muy motivador y que nos hizo tener presente siempre, como es deber, que el centro de todas nuestras acciones debe ser poder elevar el nivel de profesionalización, las condiciones y el reconocimiento hacia la labor de las administraciones de condominios, para poder, de esa forma, brindar un servicio de mayor calidad y en mejora continua.

Nos quedamos con la obligación de crear, en nuestro entorno, un evento similar y de genera fruto de las experiencias obtenidas.

¡Muchas gracias, Colombia!